¿Qué son los biomas? Aprende todos los tipos

¿Qué son los biomas? Aprende todos los tipos

Adoro a los pingüinos, y quiero que esta sea una declaración clara y explícita de mi amor incondicional por esas pequeñas aves que visten esmoquin. De verdad os lo digo, me parecen unos seres extraordinarios capaces de vivir en unas condiciones naturales extremas –por cierto, viven en el polo sur, no en el norte, que os veo venir–. Y es que creo que en realidad tengo una veneración inexplicable por los lugares extremadamente fríos. Me enamoran los paisajes repletos de hielo, su clima y biodiversidad. Es la unión de estos elementos de la que quiero hablaros hoy, lo designado como “biomas”.

¿Qué es un bioma?

Los biomas son un concepto ecológico y biogeográfico que designan grandes regiones a nivel mundial que comparten un clima similar y una biodiversidad semejante entre sí en cuanto a las adaptaciones al medio. Por tanto, podríamos decir que los biomas son los grandes ecosistemas de la tierra. Para establecer estas delimitaciones, dentro del clima, deberemos tener en cuenta un conjunto de variedades físicas como pueden ser la temperatura, el régimen de lluvias o la disposición de luz solar. A continuación, nos disponemos a explicar cada uno de los diferentes biomas y sus características.

La tundra

La tundra presenta un clima con lluvias escasas, pocas horas de exposición a la luz debido a su latitud y unas temperaturas muy bajas con una media inferior a -10o C. Su suelo, permafrost, se presenta helado diez meses al año tras un breve deshielo en verano.

Este hecho provoca que su vegetación esté formada por líquenes, muscos y gramíneas con raíces poco profundas. También podremos observar algunos pocos arbustos debido a la dureza de las condiciones y pocos árboles enanos.

Atendiendo a esta flora, la fauna de la tundra consiste en un gran número de insectos durante los meses de verano y aves migratorias que se alimentan de los mismos y de semillas como pueden ser grullas, ánsares, cisnes, búho nival, correlimos y zarapitos. Entre los mamíferos también podemos encontrar: el reno, el buey almizclero, el lobo, la liebre ártica, zorro ártico, oso polar y múltiples mamíferos marinos como nutrias y focas.

Tundra

La taiga

Presenta un clima frío y húmedo con temperaturas medias entre 0o C y 5o C, con precipitaciones entre 160 y 320 mm3 anuales con una elevada humedad con suelos del tipo podsol, favoreciendo la formación de turberas.

Debido a este clima encontraremos grandes bosques de coníferas con pinos, abetos, cedros, piceas y alerces. El hecho de ser árboles de hoja perenne permite realizar la fotosíntesis durante todo el año. En las zonas de clima más suave podemos encontrar un mix de bosques con árboles perennes y caducifolios.

En lo referente a la fauna, las aves migratorias se desplazan a latitudes más cálidas durante el invierno y otros sin embargo suelen invernar como el oso pardo. Otros animales que podemos encontrar son: el lobo, el zorro, la marta, el visón, la comadreja, el reno o el ciervo.

El bosque caducifolio

Presente en regiones con veranos cálidos e inviernos fríos, la temperatura media variará entre -5 o C y 5 o C. El régimen de precipitaciones es bastante abundante con unas cantidades entre 200 y 1500 mm3. Esto hará que encontremos en su mayoría suelos pardos con humus.

Debido a esta gran cantidad de suelo con material orgánico donde predominan los árboles de hoja caduca como: hayas, robles, álamos y castaño. Así mismo presenta un sotobosque de zarzas y plantas herbáceas.

En cuanto a la fauna es más variada que en los bosques anteriores formada por pequeños roedores como ardillas y ratoncillo; herbívoros como ciervos y jabalís; y carnívoros como garduñas, tejones, zorros y linces.

Bosque caducifolio

El bosque mediterráneo

Se trata de lugares con inviernos suaves y veranos calurosos con escasas precipitaciones. Debido a esto, encontramos suelos muy degradados y que suelen estar muy explotados a falta de vegetación, incendios e intenso pastoreo.

Las especies florísticas típicas serán árboles y arbustos perennes de hoja coriácea cubierta con aceites o vellosidades. Los árboles típicos serán: encina, alcornoque o quejigo. Por otro lado, encontramos un amplio espectro de plantas aromáticas y arbustos como el lentisco o la coscoja.

La fauna se compone de aves migratorias, reptiles como lagartijas, pequeños mamíferos como roedores y liebres, y mamíferos de porte mayor como linces y zorros, además de una gran diversidad de aves rapaces.

La selva tropical

Presentan un clima con lluvias abundantes entre 2000 y 2500 mm3 pero concentradas en una época del año, por tanto tenemos estaciones húmedas y secas. Debido a estas lluvias, en la época húmeda, mientras que en la época seca las plantas herbáceas se desecan y desaparecen. Por lo general, las hojas de las plantas son pequeñas y caducas, y el sotobosque está compuesto arbustos xeromorfos con espinas y hojas perennes.

La fauna por tanto es muy variada y abundante debido a la amplia diversidad de nichos, y encontramos animales como el perezoso, el armadillo, el oso hormiguero,…

La selva ecuatorial

La selva ecuatorial se extiende a unos 10 o de latitud a un lado y el otro de ecuador. La temperatura media es de unos 25 oC - 27 oC, y unos regímenes de lluvia superiores a 2000 mm3 que se distribuyen de forma regular durante todo el año.

Es por eso que observamos unos bosques frondosos con árboles esbeltos de más de 50 metros. También podemos encontrar plantas epífitas, lianas, orquídeas, manglares,…

En cuanto a los animales, podemos encontrar tucanes, cotorras, chimpancés, iguanas, anfibios, mariposas, …

La sabana

Localizada en vastos territorios en franjas intertropicales, presenta tan solo dos estaciones, una lluviosa –corta– y otra seca larga. Con temperaturas medias de 23 oC y precipitaciones anuales de 600 mm3.

A nivel botánico, predominan las hierbas de gran altura con árboles dispersos de talla variable. Debido a este paisaje, encontramos: elefantes, rinocerontes, jirafas, cebras, gacelas, antílopes, leones, leopardos,…

Sabana

El desierto

Lugares con muy escasa precipitación y una variación térmica superior a les 35 oC entre el día y la noche. Con vientos constantes y violentos, su modelado proporcionará unos paisajes característicos en función del gramaje de los sedimentos.

Vegetación muy escasa y adaptada a las extremas condiciones como el cactus, las palmeras o las piteras. Para saber más sobre la fauna de estas regiones consulta nuestro artículo Los secretos de los animales del desierto.

Estepas

Paisajes predominados por la escasez de árboles debido a las grandes variaciones del clima continental y a la escasez de precipitaciones de menos de 300 mm3. Las estepas se caracterizan por grandes expansiones herbáceas abiertas donde predominan las gramíneas.

En lo referente a su fauna podemos encontrar: avutardas, grullas migratorias, caballos salvajes, gacelas,…

Praderas

Se designan praderas a las grandes estepas del centro de Estados Unidos y según su precipitación pueden presentar cambios en su fisionomía y composición floral.

Antiguamente estas praderas eran ocupadas por bisontes, pero debido a la acción humana, actualmente están habitadas por mamíferos de menor talla como los perritos de las praderas o los coyotes.

Ártico y Antártida

Aunque nos parezcan similares entre sí por sus bajas temperaturas, estas dos regiones difieren entre sí por fauna y flora. Mientras que en el Ártico la presencia de flora es prácticamente nula por la ausencia de suelo, en la Antártida podemos encontrar musgos líquenes y algas.

Por otro lado, el principal representante de la fauna del ártico es el oso polar, mientras que de la Antártida son los pingüinos.

Biomas acuáticos

Como podréis observar, en este artículo tan solo hemos hablado de los biomas terrestres, pero si queréis expandir vuestro conocimiento sobre los biomas acuáticos, os invitamos a leer el artículo ¿Cómo distinguimos los ecosistemas acuáticos?

Os espero en el siguiente artículo para seguir descifrando los enigmas de la vida.

Bibliografía:

Casa, J.M. et al. (2005). La enciclopedia del estudiante: 11. Ecología. España: Santillana/El País

Mucina, L. (2018). Biome: evolution of a crucial ecological and biogeographical concept, New Phitologyst, 222, 97-114.