¿Dónde vive el caballo? Características, información y curiosidades

El caballo: dónde vive, información y curiosidades

El caballo tenía un ojo en el cuello

y la luna estaba en un cielo tan frío

que tuvo que desgarrarse su monte de Venus

y ahogar en sangre y ceniza los cementerios antiguos.

Paisaje con dos tumbas y un perro asirio, Federico García Lorca

El animal que hoy nos ocupa ha supuesto una pieza indiscutible en el desarrollo de las sociedades tal y como hoy las conocemos. Íntimamente relacionado con los humanos, el caballo constituye no solo un fiel aliado en nuestra evolución, sino también un símbolo del imaginario colectivo que ocupa diversos cuentos y leyendas.

Quizá, una de las que más recordemos sea el famoso presente que los griegos realizaron en la Ilíada; el caballo de Troya. Según la obra de Homero, los astutos guerreros griegos construyeron un caballo de madera que posteriormente regalarían a los troyanos como símbolo de rendición. Sin embargo, los troyanos no sabían que ese gran caballo en realidad era un regalo envenenado, pues en su interior escondía a Aquiles y sus compañeros esperando a la noche para arrasar la ciudad una vez introdujeran el caballo dentro de las inexpugnables murallas troyanas. El mito y el símbolo del caballo quedaron tan patentes en el imaginario colectivo, tanto que incluso un tipo de abeto de la región –Abies equi-trojani– donde se hubiera ubicado la antigua Troya recibe el nombre en honor al mismo, pues se piensa que sería el árbol que habría sido utilizado para construirlo.

El caballo como especie

Las primeras evidencias que tenemos de caballos son en el arte paleolítico 50.000 a.C., sin embargo, cómo y cuándo estos empezaron a ser domesticados por los humanos continúa siendo objeto de controversia. Pese a esto, sabemos que el caballo proviene de un antepasado con más de 50 millones de años de antigüedad y que recibe el nombre de Eohippus, es decir, caballo del amanecer.

Los restos de dicho animal, que también recibe el nombre de Hyracotherium, fueron encontrados en América del Norte, y se estima que a partir del mismo evolucionaron todos los équidos posteriores. Debido a la evolución mediante selección natural, este antepasado del caballo derivó en diferentes especies, constando un amplio proceso de especiación durante el final del Eoceno y el principio del Mioceno. Durante esta época, hace 35-40 millones de años, surgirían los géneros Mesohippus y Miohippus, los cuales tendrían tres dedos al igual que su antepasado Eohippus, pero empezarían a mostrar nuevas modificaciones y una dentadura más efectiva.

A finales del Mioceno, hace 2-8 millones de año, aparecieron Dinohippus y Pliohippus, los cuales ya habían perdido el tercer dedo y tenían unas mandíbulas más desarrolladas. Se estima que a partir de unos de estos dos género surgiría el género Equus, en el cual se encuentra el caballo, Equus ferus. Dentro de esta especie encontramos tres subespecies: Equus ferus ferus que corresponde a una especie de caballo salvaje extinta, Equus ferus przewalskii que corresponde al caballo de Przewalski y finalmente Equus ferus caballus que es el caballo doméstico.

Caballos en granja

¿Dónde vive el caballo?

Se cree que durante las glaciaciones del Pleistoceno, hace 2,6 millones de años, el género Equus aumentó su área de distribución desde Norteamérica a Europa mediante el puente de Bering.

Hace unos 10000 años, los caballos se extinguieron en Norteamérica, se cree que por cambios climático y un aumento de la caza de los mismos. Sin embargo, estos fueron reintroducidos por los conquistadores españoles en 1493.

Actualmente, los caballos se encuentran representados a nivel global debido a proceso de domesticación por parte de los seres humanos, los cuales los han llevado allí donde han ido. Pese a esto, aún podemos encontrar poblaciones de caballos salvajes. El principal representante sería el caballo de Przewalski o caballo salvaje mongol que viven de forma libre en las praderas del Parque Natural Hustai en Mongolia.

Por otro lado, el caballo doméstico ha sido liberado en diferentes regiones donde se ha establecido como especie invasora debido a que no cuenta con depredadores activos. Un caso singular es el caso de los cimarrones en Australia donde hubo que sacrificar a más de 10.000 caballos en 2013 debido a los efectos de degradación que realizaban en el paisaje.

Diferentes razas de caballos

Conocemos más de 350 razas de caballos, los cuales están divididos en cuatro grandes grupos:

  • Caballos ligeros
  • Caballos pesados
  • Ponies
  • Cimarrones

Algunas de las razas más características son:

  • El caballo árabe: una de las razas más antiguas que se conocen cuyo origen se encuentra en oriente medio y actualmente se encuentra representado en todo el mundo por el comercio y los conflictos bélicos. Destaca por ser un caballo resistente e inteligente.
  • Caballo andaluz: caballo ibérico de larga trayectoria y que ha dado lugar a diferentes razas actuales. Se caracteriza por ser dócil en su doma.
El caballo y el pony

El caballo y el humano

La domesticación del caballo fue un hecho fundamental para la evolución humana. Este proceso le permitió a las poblaciones poder moverse con mayor facilidad y supuso la expansión de los pueblos protoindoeuropeos 4000 años antes de Cristo mediante la cultura Yamnaya, los primeros jinetes. La utilización del caballo por parte de los humanos ha ido evolucionando desde considerarse un recurso para obtener carne mediante la caza –esto lo podemos ver en pinturas prehistóricas hace más de 50.000 años–, su uso en conflictos bélicos, su aprovechamiento en la agricultura hasta su disfrute en competiciones de carácter deportivo.

Como podemos observar, la historia de este noble animal está íntimamente implicada con la nuestra y no se podría concebir nuestra sociedad actual sin la figura del caballo.

Bibliografía:

  • Pérez, E. (2019). La domesticación del caballo (Equus ferus caballus). Universitat d’Alacant, Alicante.