¿Qué es una especie endémica?

¿Qué es una especie endémica?

Como recordaréis, hace unos días que os anuncié que he empezado a hacer deporte para liberar esos kilos de más que la cuarentena ha decidido regalarme. Entre mis interminables entrenes de 5 kilómetros, he empezado a cogerle el gusto a una nueva práctica deportiva; el trekking. Quizá muchos ya conozcáis el significado de esta palabra, pero para los que no, trekking es lo que nuestros padres llamaban “ir al monte”. Pero claro, en las fotos de Instagram queda mejor #trekking que #mevoyalcampo.

Bueno, al caso, que me lío. Entre paseo y paseo, la vocación biológica sin quererlo florece como si de una primavera espontánea se tratara. Y es así que mi cerebro despierta cuando ve una lagartija colilarga, observa un sapo corredor o encuentra algún ammonites fósil por el suelo. Pero, de repente, mis ojos fijan su vista en una pequeña planta que se encuentra escondida entre unos matojos. “No puede ser” me digo a mí mismo mientras me acerco con el pulso acelerado hacia esa planta –son cosas de biólogos, no os preocupéis, no sufro taquicardias de momento–. Perdida, entre aquellos matorrales, un ejemplar de Tramussera valenciana (Lupinus mariae-josephi) tomaba plácidamente el sol. La Tramussera valenciana se trata de una especie endémica de la región de Valencia, extremadamente difícil de encontrar. Así que, aprovecharemos este descubrimiento para explicar qué es un endemismo.

¿Qué es un endemismo o especie endémica?

Biogeográficamente hablando, podemos clasificar las especies en función del rango de distribución que tengan o del lugar del cual provengan. Atendiendo a lo siguiente, tenemos diferentes términos:

  • Autóctona: cuando nos referimos a una especie autóctona, estamos hablando de un ser vivo que es originario del lugar en el cual lo encontramos. Por tanto, será nativo de forma referente a dicho espacio geográfico.
  • Alóctona: cuando hablamos de una especie alóctona (también conocida como especie exótica), nos referimos a un ser vivo que no es originario del lugar en el cual lo encontramos, y que por tanto ha sido introducido por los humanos o la actividad de los mismos ha favorecido su aparición.
  • Invasora: mucha gente confunde el término anterior con el de especie invasora. Sin embargo, estos no significan lo mismo. Cuando definimos una especie invasora, se trata de una especie alóctona (porque, efectivamente no se encuentra en su lugar de procedencia), pero que se desarrolla de una forma inusual alterando la riqueza y diversidad autóctona.
Callitrichidae

Como hemos podido observar, tenemos diferentes conceptos para designar a las especies en función del lugar donde se encuentran y su origen, pero aún así, seguimos sin resolver, ¿qué es una especie endémica?

La palabra endemismo proviene del griego endēmios que significa nativo. Candolle (1820) fue el encargado de transferirlo de la medicina a la botánica para indicar taxones nativos que se distribuyen en un lugar y no en otro. Pero atendiendo a esta definición, no podríamos distinguir entre una especie endémica y una especie autóctona. Por tanto, ¿cuál es la diferencia entre estos dos términos?

La principal característica de las especies endémicas, y que tienen una gran utilidad tanto en ecología como en biología de la conservación, es que tienen una distribución restringida. ¿Qué significa esto? Significa que estas especies se encuentran distribuidas en un área geográfica pequeña, y que por tanto, desde el punto de vista de la conservación, deben estar protegidas, porque solo se encuentran en dicha zona. Es por eso, que debemos considerar que los endemismos son especies “excepcionales”, dado que no se encuentran de una forma abundante. Tanto es así, que incluso la revista Mètode, de la Universitat de València, tituló su número 52 como Endèmics: l’encís de la raresa (Endémicos: el hechizo de la rareza) haciendo clara referencia a la necesidad innata de la biólogos por estudiar y conservar todo aquello de carácter peculiar.

Malva sylvestris

¿Cómo aparece una especie endémica?

Podemos explicar principalmente de dos formas que un taxón (taxón es cada una de las secciones en las que clasificamos la vida, otro día os lo cuento bien) quede recluido a un área específica:

  • Que se trate de un taxón que antiguamente ocupaba un área más extensa y que actualmente se encuentra en la fase de reducción de área. Esta es la explicación para la formación de Paleoendemismos.
  • Que se trate de un taxón reciente el cual se encuentra en fase de expansión, pero aún no ha tenido tiempo. Esta la explicación para la formación de Neoendemismos.

¿Qué tipos de endemismos existen?

Como hemos podido observar, en el apartado anterior contemplamos una clasificación de los endemismos en función del tiempo que ha transcurrido tras su aparición. Sin embargo, esta no es la única clasificación existente de los mismos.

Si nos referimos al nivel de taxón al cual se aplica el concepto de endemismo, podemos encontrar:

  • Macroendemismo, si este se aplica a nivel de género o superior.
  • Microendemismo, para lo inferior a la especie.

Sin embargo, el artículo Tipos de endemismos insulares, va aún más allá en cuanto a la clasificación de estos, y tiene en cuenta, la relación del endemismo con el resto de taxones con los que se encuentra emparentado, así como, el número de copias que el mismo tiene de su material genético. Establece de esta forma, la siguiente clasificación:

  • Paleoendemismo, refiriéndose a especies la cuales pueden ser monotípicas u oligotípicas o incluso pertenecientes a géneros aislados taxonómicamente y que no poseen taxones correspondientes (es decir, no presentan parientes cercanos). Estas especies pueden ser tanto diploides (dos copias), como poliploides (varias copias).
  • Patroendemismos. Se trata de especies endémicas diploides, cuyos taxones pertenecientes son poliploides. Es por eso, que se considera más antigua que sus taxones correspondientes.
  • Esquizoendemismos. El término refiere a un conjunto de taxones, diploides o poliploides, cuyos taxones no endémicos presentan el mismo número de copias que este.
  • Apoendemismos. Es el caso contrario al patroendemismo, donde las especies presentes son poliploides cuyos taxones correspondientes son diploides o presentan una menor diploida. De esta forma, podemos establecer, que estos endemismos son más recientes que sus taxones emparentados.

En definitiva, espero que ahora entendáis un poco mejor, la emoción que me embarga cada vez que encuentro una de estas especies en mis paseos matutinos. Os espero en el siguiente artículo, para continuar descifrando las rarezas de la vida.

Bibliografía:

  • Noguera-Urbano, E. (2017). El endemismo: diferenciación del término, métodos y aplicaciones,Acta Zoológica Mexicana, 33(1), 89-107.
  • Roselló, J.A. (2007). L’endemisme: l’encís de la raresa,Mètode, 52, 64-67
  • Tipos de endemismos insulares