La mal llamada evolución del hombre

» En este artículo encontrarás una breve introducción a la evolución de la especie humana. ¿Qué adaptaciones lo hicieron posible? ¿Dónde surgieron los humanos? ¿Qué especies existieron en el proceso de hominización?

Pinturas rupestres

La evolución humana, comúnmente llamada evolución del hombre –olvidándose del 50% de la población restante– es lo que se conoce como hominización. La hominización es el proceso gradual en el que se dan diferentes cambios en las características biológicas y morfológicas de cada uno de los ancestros del ser humano hasta llegar al Homo sapiens actual. Estos cambios responden a las necesidades de adaptación a nuevos climas y ambientes. Podemos situar el inicio de este proceso hace aproximadamente entre 7 y 5 millones de años en el continente africano. En este artículo vamos a hablar sobre las principales nociones que nos permitirán comprender qué es lo que denominamos hominización.

Alrededor de la hominización siempre han surgido mitos, creencias falsas y tergiversaciones. Desde que se formularon las primeras teorías evolutivas, el rechazo social estaba asegurado. Seguro que a más de uno le suenan caricaturas de Darwin con cuerpo de mono. Este es uno de los mayores mitos alrededor de la evolución humana. ¿El ser humano viene del mono? No. Sin embargo, muchas personas creen que esta es una de las principales tesis de la teoría de la evolución. La realidad detrás de este mito es que el ser humano y los chimpancés tenemos un ancestro común, pero eso no significa que nos encontremos en la misma línea evolutiva.

Otro aspecto relevante de la hominización es que no debemos entenderla como un proceso lineal y directo de una especie a otra, sino que más bien, se trata de diferentes ramificaciones, como un árbol, de las cuales algunas especies se pierden y otras continúan. Así pues, esa imagen tan popular que todos conocemos –The road to Homo sapiens–, donde se observa la evolución lineal del hombre, de lo más animal a lo más humano, es errónea. La evolución del género Homo no ha sido algo unidireccional, donde una especie desaparece dando paso a otra, sino que, más bien, diferentes especies emparentadas, con un origen común, han ido desapareciendo o perdurando, conformando así un gran árbol evolutivo. Teniendo esto claro, entremos en materia.

Herramientas del paleolítico

Características de la evolución humana

Se cree que la evolución humana se inició en un momento en el que una población de primates se dividió en dos grupos que evolucionaron de diferente modo: un grupo permaneció en la seguridad de los árboles, y el otro bajó a la llanura. Como consecuencia de los cambios y presiones ambientales, este segundo grupo empezó a sufrir cambios anatómicos generación tras generación. El primer gran cambio fue el bipedismo. Gracias al bipedismo, se consiguió una postura erguida y se liberaron las patas anteriores, que poco a poco fueron capaces de sostener herramientas. Tras este primer cambio, se fueron sucediendo otros: un aumento de la capacidad craneal, el desarrollo de habilidades cognitivas, la transformación de la dentición y la aparición del lenguaje.

Hablar de cada una de las especies que participaron de la evolución humana no es tarea fácil, pues fueron muchas las especies que han formado parte y, quizás, en futuros yacimientos se continúe descubriendo más sobre nuestro pasado. Sin embargo, a continuación, hablaremos de las principales especies y sus características.

Distribución de homínidos

Principales especies de homínidos

  • Australopithecus: “simio del sur”. Homínido que vivió hace aproximadamente 4 millones de años hasta hace 2,9 millones de años. Los australopitecinos medían entre 1- 1.40m. Son considerados los primeros primates que caminaron erguidos. Dentro del grupo de los australopitecos contamos con diferentes especies, como el afarensis, el africanus, el ramidus y el boisei, entre otros. Se cree que, debido a un gran cambio climático, se vieron forzados a empezar a cazar, abandonando su dieta basada en plantas, aunque se acepta que, como la mayoría de los primates, eran omnívoros. ¿Os suena Lucy? Lucy es el nombre que se le dio a un esqueleto de Australopithecus afarensis, que fue encontrado en 1974.
  • Homo habilis: habitó en África hace 2 millones. Medía entre 1- 1.5 m. Se caracteriza por el desarrollo y uso de herramientas de piedra. Convivió con el H. rudolfensis.
  • Homo ergaster: se considera que este Homo fue el primero en salir del continente africano. Vivió entre hace 1.9 y 1.4 millones de años. Medía entre 1.4 – 1.7m. Conquistó diferentes territorios de Eurasia y de él surgieron otras dos especies: Homo erectus y Homo antecessor.
  • Homo erectus: habitó en Asia hace 1.8 millones de años hasta hace 300.000 años, momento de su extinción. Medía entre 1.4 – 1.8m. Gracias a los hallazgos arqueológicos sabemos que fabricaban herramientas de piedras y cocinaban, lo que implica una domesticación del fuego. Estas conductas suponen un importante cambio a nivel social.
  • Homo antecessor: habitó en Europa hace más de 800.000 años. Medía entre 1.6- 1.8 m. Sirvió de eslabón entre el H. ergaster y el H. heidelbergensis. El Homo antecessor es un ancestro común que compartimos con el H. neardenthaliensis.
  • Homo heidelbergensis: vivió entre hace 600.000 – 200.000 años. Habitó en Eurasia, y medía entre 1.5 – 1.7 m. Gracias a los yacimientos encontrados, se contempla que posiblemente fue el primer homo capaz de manejar un lenguaje simbólico.
  • Homo neandenthalensis: habitó en Europa y Asia hace 230.000 años y se extinguió hace 28.000 años, por causas que a día de hoy continúan siéndonos desconocidas. Medía entre 1.5-1.7 m. El neandertal convivió con el H. sapiens, y por ello algunas hipótesis apuntan a que la extinción del neandertal fue debido a la conducta y presión del H. sapiens. Lo que sí sabemos es que, actualmente, muchas personas tienen índices genéticos del H. neanderthalensis, así que podemos afirmar que el cruce entre ambas especies pudo llegar a ser casual. Sin embargo, no sabemos bajo qué circunstancias ni cómo esto era contemplado a nivel grupal.
  • Homo sapiens: seguro que has oído hablar del Homo sapiens sapiens, ¿pero por qué se designa así al ser humano actual? La duplicación de sapiens se debe a que el ser humano, tal y como somos actualmente, es fruto de dos cambios morfológicos importantes. El primer H. sapiens apareció hace aproximadamente 315.000 años en África, pero el cráneo difería, entre otros aspectos anatómicos, al del H. sapiens actual. Tiempo más tarde, hace aproximadamente 195.000 años, aparece el H. sapiens tal y como lo conocemos actualmente. De este modo, cuando se diferencia entre H. sapiens y H. sapiens sapiens, estamos diferenciando entre los sapiens arcaicos y los modernos.

Bibliografía:

  • Harris, M. ([1997) 2009]. Introducción a la Antropología General. 7ª edición. Madrid: Alianza Editorial.
  • Lozano, M., Mosquera, M., de Castro, J. M. B., Arsuaga, J. L., & Carbonell, E. (2009). Righthandedness of Homo heidelbergensis from Sima de los Huesos (Atapuerca, Spain) 500,000 years ago. Evolution and Human Behavior, 30(5), 369-376.
  • Carbonell, E., & Mosquera, M. (2006). The emergence of a symbolic behaviour: the sepulchral pit of Sima de los Huesos, Sierra de Atapuerca, Burgos, Spain. Comptes rendus palévol, 5(1-2), 155-160.
  • Ungar, P. S. (2012). Dental evidence for the reconstruction of diet in African early Homo. Current Anthropology, 53(S6), S318-S329.
  • Wood, B. (2014). Human evolution: fifty years after homo habilis. Nature News, 508(7494), 31.