Resistencia a antibióticos: ¿la nueva pandemia?

» Conoce con este trepidante artículo todos los peligros que esconden el mal uso de antibióticos. ¿Cómo se generan las resistencias bacterianas? ¿Nos encontramos frente a una nueva pandemia?

Antibiograma

Seguramente te suene el termino resistencia a antibióticos, pero al igual que en otros asuntos médicos, pensarás que eso a ti no te va a ocurrir. Pues bien, tengo que darte una triste noticia, y es que sí, que sí que te puede ocurrir, y es más, ya está ocurriendo en todo el mundo. Por ello, si quieres saber más sobre la resistencia a antibióticos, qué te puede ocurrir o qué hacer para prevenirla, te recomiendo que sigas leyendo más abajo.

¿Qué son los antibióticos?

Es probable que conozcas los antibióticos, y que más de una vez a lo largo de tu vida hayas tenido que tomarte algunos de ellos. Pero para poder entender mejor en qué consiste la resistencia a los antibióticos, vamos a comentar qué son los antibióticos y cómo actúan en nuestro cuerpo.

Los antibióticos son medicamentos utilizados para combatir las infecciones bacterianas en personas y animales. Estos medicamentos no afectan para nada a las células de nuestro cuerpo, sino que se encargan de destruir las bacterias que habitan en él y que causan la infección. Me veo en la necesidad de remarcar los antibióticos únicamente se usan para infecciones bacterianas, no sirven para otras infecciones como son las víricas.

La acción de los antibióticos es muy diversa según el tipo de bacterias al que van dirigidos. Por ello, algunos antibióticos inhiben la síntesis de la pared celular bacteriana, otros rompen la membrana celular, existen algunos que actúan bloqueando la síntesis de ácidos nucleicos y otros inhiben los ribosomas.

Resistencia a los antibióticos: definición

La resistencia a antibióticos es un fenómeno natural debido a que las bacterias mutan en respuesta al uso de estos fármacos. El problema está en que las infecciones causadas por estas bacterias mutadas son más difíciles de tratar.

Este proceso natural se ha visto acelerado por el uso indebido de estos fármacos, ya que al usarse de forma inadecuada hace que las bacterias no resistentes se mueran, y proliferen las bacterias resistentes. De esta forma en una población bacteriana en la que las bacterias resistentes eran minoritarias pasan a ser las dominantes, lo que se traduce en que en un aumento futuro de la población de estas bacterias provoquen una infección en la cual los mismos antibióticos no hagan el papel que deberían para tratar la infección. Esto hace que los antibióticos usados normalmente para tratar infecciones comunes dejen de tener el efecto deseado. Hay que tener en cuenta que en nuestro organismo viven millones de bacterias de forma normal que nos permiten mantener nuestra homeostasis, y por culpa de la toma inadecuada de antibióticos estas bacterias también se destruyen.

Antibiograma

Magnitud del problema

Cada día aparecen y se propagan por todo el mundo nuevos mecanismos de resistencia que ponen en peligro nuestra salud. La resistencia a antibióticos está aumentando en todo el mundo a niveles peligrosos, hasta tal punto que la OMS ya ha advertido que en 2050 la principal causa de muerte en el planeta será la resistencia a antibióticos, incluso superando al cáncer.

Es importante remarcar que hay lugares donde los antibióticos se pueden adquirir sin receta médica, esto ayuda a la aparición y la propagación de nuevas resistencias. Llegados a este punto, hay que tomar medidas urgentes en todo el mundo porque nos estamos aproximando hacia la era post-antibióticos en la que muchas infecciones comunes y lesiones menores volverán a ser mortales.

Además, la falta de higiene también supone una amenaza, la falta de agua y de prevención y control de las infecciones fomentan la propagación de bacterias. Cuanto más crezca una población bacteriana más probable es la aparición de resistencias a los antibióticos.

Otro problema que vivimos hoy en día son las infecciones en los centros de salud, en los hospitales ya nos encontramos con bacterias superresistentes, las cuales son muy difíciles de destruir. Esto supone que a un paciente débil le puede causar la muerte.

Con toda la información anterior puede que aún pienses que el problema no debe ser tan grave porque siempre pueden aparecer nuevos medicamentos, pues aquí te presento unos datos que pueden hacerte cambiar de idea. En 2019 la OMS estudió la eficacia de treinta y dos antibióticos en fase de desarrollo frente a los principales patógenos y únicamente seis de ellos se consideraron innovadores. Y no, estos seis no son los salvadores, porque si se siguen usando de la misma forma que usamos actualmente el resto de los antibióticos, estos van a llegar al mismo destino y se volverán ineficaces.

Algunos ejemplos actuales de resistencia a antibióticos es la resistencia de Klebsiella pneumoniae, se trata de una bacteria intestinal común pero que puede provocan infecciones mortales. La resistencia de esta bacteria a antibióticos de último recurso se ha propagado por todo el mundo, incluso en algunos países la mitad de los pacientes con infecciones por esta bacteria no responden al tratamiento con este tipo de antibióticos. Otro caso, es la resistencia de E. coli a los antibióticos usados en infecciones urinarias.

A esto se debe sumar, que actualmente países de todo el mundo, sea cual sea su nivel de desarrollo, presenten falta de antibióticos. Lo que supone que cualquier infección por bacterias puede causar la muerte de una persona aparentemente sana.

Antibiograma de S.pneumoniae

Cambio climático y la resistencia

En las últimas décadas hemos escuchado hablar sobre el cambio climático, y hemos visto desde la barrera como seguimos llevando el mismo tren de vida sin pensar en el futuro que nos espera. Pues, aunque parezca impensable, se ha demostrado que el cambio climático influye en la resistencia a antibióticos y supone una amenaza real para la salud pública.

El aumento de las temperaturas derivadas del cambio climático produce un aumento de la población de insectos transmisores de enfermedades, como los mosquitos. Además, este aumento de las temperaturas también implica un clima ideal para el crecimiento de las bacterias, es un caldo de cultivo, y al aumentar su número pueden aparecer mutaciones que les permita escapar de la acción de los antibióticos.

Reflexión final

Pese a tener las cifras en la mano y a que los expertos en salud mundial nos advierten, continuamos sin darle importancia a este tema. La gente sigue automedicándose e intentado acceder a los antibióticos sin receta médica, esto sumado a que no se entiende que las infecciones víricas no se tratan con antibióticos, pone en peligro la salud global.

Por eso, desde aquí queremos animaros a hacer un uso responsable de estos medicamentos, y si no lo haces por ti, hazlo por los demás.

Bibliografía: